La Seu

Ruta genial por la mañana… pistas más lentas, otras más rápidas, no mucha gente,… polvo si, por supuesto… llegada a La Seu donde comíamos en el Hotel Restaurante Castell de Ciutat, donde nos han tratado como perros, haciéndonos comer fuera en la terraza con un calor asfixiante, pero como ibamos con ropa de offroad no seguía “la linea que quiere la direccion”… ademas la comida justilla por el precio… 55€ por persona sin romper nada. Y tenian el restaurante vacío, solo con un par de mesas ocupadas. Han tratado que nos sintiéramos cómodos fuera pero ha sido inútil. Lo único bueno las vistas.