Circular Alp-Agramunt-Granera

La pandemia ha ralentizado nuestra rutina de salidas, pero a la mínima que hemos podido nos hemos organizado para ir de ruta.

En esta ocasión hemos realizado una circular de 3 días saliendo de Alp con una primera noche en Agramunt y la segunda en Granera, recorriendo así 3 de las provincias catalanas, Girona, Lleida y Barcelona.


DIA 1

Empezamos el día con desayuno en Baltarga, restaurant Flor de Neu después de unos 25 km de los que salimos cerca de Alp.

A continuación nos dirigimos hacia La Seu de Urgell circulando gran parte por la Nacional 260, que da nombre a nuestro grupo.

De ahí ya cogemos camino hacia Organyá y Coll de Nargó, donde paramos a tomar algo y coger los bocadillos para la comida que en esta ocasión haremos por el camino.

Con sólo un pinchazo a primera hora, se desarrolla la jornada sin más incidentes y llegamos a media tarde habiendo gozado de un último tramo de ruta más rápido y entretenido.

Cenamos y dormimos en el Hotel Blanc i Negre , donde el único “pero” fueron unas habitaciones muy sencillas y con falta de jabones en algunas de ellas, pero con una excelente cena donde triunfaron los “cargols a la llauna”.

DIA 2

Nos levantamos, desayunamos y partimos hacia Granera. Después de 100 km paramos a comer en Ca la iaia, típico de moteros, donde gozamos de una buena carne a la brasa con judías y patatas fritas. Seguimos otros 60 km hasta llegar a la Fortaleza la Manyosa, donde cenaremos y haremos noche. Se trata de un edificio antiguo restaurado donde su decoración te hace retroceder varios siglos atrás. Cómodas habitaciones con relajantes vistas donde la cobertura móvil es prácticamente inexistente.

Luis y Esther se encargan de gestionar el hotel y Luis prepara un exquisito lechazo para la cena que ni en Segovia ni en el Asador de Aranda lo hacen tan bueno.

Nos lo pasamos pipa jugando al billar y planeando perversos encuentros futuros.

DIA 3

Después del desayuno salimos ya de regreso a La Cerdanya. Hoy toca de nuevo comer bocadillo por el camino.

Todo correcto hasta que en Berga donde paramos a comer, nos cae un chaparrón…. chubasqueros corriendo y comida con las prisas…

A pocos kilómetros del destino paramos de repente por ver un coche volcado en el barranco. No hay nadie en su interior con lo que seguimos ruta y llegamos sin problema. Otra ruta con éxito.